Curva de potencia de un deportista
Publicado el

Curva de potencia de un deportista

Tu rendimiento en una imagen gráfica

Que el mundo del deporte está cada vez más tecnificado es una realidad que no escapa a nadie. Con la aparición de los potenciómetros y los programas de software que analizan los archivos de actividad que se generan en nuestros entrenamientos, podemos entrar al detalle en nuestra capacidad de rendimiento.

Ante tanta tecnología, uno puede llegar a abrumarse y una vez hecha la inversión usar el potenciómetro tan sólo como un dispositivo de entrenamiento para tener un dato más sin sacarle más provecho. Si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es contactar con un entrenador profesional para que:

  1. Con una consulta de 1 hora le puedas pedir todo lo que necesites saber para usar «de verdad» el caro dispositivo que llevas en tu bicicleta.
  2. Descargarte un plan de entrenamiento específico de ciclismo mediante potencia.

Tienes que tener en cuenta que el potenciómetro, correctamente usado, es la mejor herramienta para mejorar tu rendimiento y sacar el potencial genético que tienes dentro.
Este rendimiento, mediante el software adecuado, puede analizarse perfectamente de un vistazo para poder trabajar con dos objetivos:

  1. Ver tu progreso producto del entrenamiento.
  2. Ver la adecuación de tus cualidades con las exigencias de las competiciones en las que participas.

La curva de potencia de un deportista es la cantidad de vatios que eres capaz de mover en un tiempo determinado. De forma intuitiva ya imaginarás que a menos tiempo, mayor potencia y a la inversa, cuanto más tiempo, menos potencia. El trazo de esta curva quedaría de este modo:

La curva de potencia es la cantidad de vatios que eres capaz de mover en un tiempo determinado

La curva de potencia de un deportista es la cantidad de vatios que eres capaz de mover en un tiempo determinado

En el eje vertical se sitúa la potencia y en el horizontal el tiempo. Cuanto más tiempo menos potencia y por tanto, la curva tiene un trazo descendente.

Esto es la expresión de lo que sentimos cuando pedaleamos.
Atacamos a la grupeta y sacamos nuestra máxima potencia para acelerar fuerte o bien esprintamos para conseguir hacer nuestro «Personal Record» o el «KOM» en Strava.
A medida que tenemos que sostener ese esfuerzo, la potencia va cayendo y el dolor se vuelve insoportable. El ataque se convierte en un ritmo alto insostenible hasta que la potencia ya cae a ritmos aeróbicos altos. Finalmente, en los ritmos más bajos aeróbicos es cuando la potencia está en mínimos pero la podemos sostener durante toda la salida.

Una curva de potencia de un deportista como esta da mucha información puesto que si superponemos la curva actual con la curva del mes, del trimestre o del año pasado, podemos ver si se desplaza hacia arriba o hacia abajo y por tanto si hemos mejorado o empeorado, respectivamente.

Lo habitual sin embargo no es que se desplace paralelamente sino que haya incrementos o decrementos en ciertos valores puntuales y por tanto, que las curvas se entrecrucen. Esto hace necesario que a la hora de analizar se utilicen una serie de conceptos clave.

En el siguiente artículo te explico cuales son los conceptos clave en la curva de potencia de un deportista.