Publicado el

¿Cómo quitar el vinilo de moto?

Si alguna vez tomas la decisión de quitar el vinilo de tu moto, porque ya no te guste, o porque esté deteriorado, es importante que tengas en cuenta que es un adhesivo muy potente.

No lo retires de manera precipitada, porque puedes correr el riesgo de quitar también la pintura al tanque, guardabarros y otras partes pintadas.

Algo que debes tener muy presente es que la pintura que hay debajo el vinilo no ha estado expuesta al sol, por lo que es muy probable que al retirar la pegatina quede la silueta en un tono algo distinto al de la pintura que sí estuvo al aire.

Otro detalle a considerar es que los vinilos que vienen de fábrica, por lo general, se aplican antes de añadir el barniz del acabado final. En estos casos, lo recomendable es no retirarlos, a menos que tengas pensado pintar la moto.

Si utilizas productos químicos para quitar el vinilo, corres el riesgo de manipular sustancias inflamables y que pueden afectar a tu salud de alguna manera.

Hay un método más sencillo para hacer este trabajo de manera segura y conseguir un resultado impecable.

Aquí te contamos, paso a paso, cómo quitar el vinilo de tu moto para que lo hagas como un profesional. ¿Nos acompañas?

Pasos para quitar un vinilo de moto

Para quitar el vinilo para moto, deberás contar con una pistola de calor, un aparato parecido a un secador de pelo, pero más potente. 

Es más, si no estás seguro de invertir en una pistola de calor, o solo quieres quitar un vinilo pequeño, puedes probar primero con un simple secador de pelo.

Con precaución, asegúrate de que el cable de corriente de la pistola de calor o del secador no esté en contacto con agua, ya que podrías sufrir un accidente por contacto eléctrico.

Una vez que tengas tu pistola de calor o tu secador de pelo listo para usar, con mucha paciencia y sin precipitarte, sigue los pasos que describimos a continuación.

Cómo retirar un vinilo de moto

  1. Aplica calor sobre un área del vinilo. Esto hace que el pegamento se afloje y pierda su propiedad adherente. Mantén el chorro de aire apuntando al mismo área para calentar bien el vinilo.
  2. Con mucha suavidad, pero con firmeza, levanta una de las esquinas del vinilo, si no se separa con facilidad, necesitarás seguir aplicando calor hasta que puedas hacerlo. En caso de utilizar una espátula, esta debe ser de goma o de plástico, para no hacer arañazos en la pintura de la moto.
  3. Cuando empieces a despegar el vinilo de la moto, hazlo con mucha lentitud y aplicando aire caliente de manera constante. Si en algún momento te resulta difícil seguir despegando, detente y aplica más calor.
  4. Realiza el proceso con poco a poco, para asegurarte de que estás retirando el vinilo de la moto y que la pintura permanece intacta.
  5. Al terminar de quitar el vinilo de la moto, es importante que limpies la zona con un paño suave impregnado con alcohol, para retirar los restos de pegamento.

Con estos sencillos pasos y un poco de habilidad, podrás conseguir el resultado que deseas.