Publicado el

Cómo poner vinilo para moto

Decorar tu moto con vinilo es una forma estupenda de darle un toque personal, que la distinga de las demás.

Las pegatinas de moto son fáciles de colocar, y además de ser un buen elemento decorativo, también es un recurso útil para disimular arañazos y ahorrarte una visita al taller.

Años atrás, si querías personalizar tu moto, tenías que recurrir a profesionales que pintaban los diseños a tu gusto, y esto resultaba mucho más caro.

En la actualidad, puedes crear tus propios diseños de vinilos para moto y colocarlos tú mismo. Y lo mejor es que puedes lograr un resultado sorprendente por muy poco dinero.

Poner vinilos en tu moto es muy sencillo. Aquí te lo explicamos paso a paso para que tu trabajo tenga un acabado profesional. ¿Te animas?

Pasos para poner vinilos en una moto

A continuación, podrás ver el modo de colocar los vinilos en una moto para conseguir los mejores resultados.

Primero: Limpieza y preparación

En primer lugar, limpia muy bien el área donde vas a colocar el vinilo. Puedes utilizar agua y jabón, o también alcohol, utilizando siempre un paño suave. Una superficie limpia es primordial para que el vinilo se adhiera correctamente. Déjala secar bien antes de continuar.

Es muy importante retirar cualquier partícula de polvo, tierra o residuos de grasa de la superficie a decorar. Cualquier pequeña suciedad podría arruinar tu trabajo.

En este paso, también puedes considerar desmontar alguna parte de la moto que pudiera entorpecer la colocación del vinilo, o mejor aún, retirar la pieza a decorar para trabajar con más facilidad.

Segundo: Colocación del vinilo y alisado

Con la superficie limpia, coloca el vinilo sin retirar la banda protectora, para que puedas saber cuál es la posición correcta y la cantidad de material que debes cortar.

Una vez que estés seguro de cómo lo quieres, retira la banda protectora y coloca el vinilo sobre la pieza que vas a decorar.

Con una espátula de plástico, presiona con suavidad para eliminar dobleces, burbujas o arrugas que pudieran haberse formado en la superficie del vinilo.

Tercero: Calor

Con una pistola de calor, o un secador de pelo, calienta el vinilo.

De este modo será más fácil moldearlo y adaptarlo a la forma de la pieza que estás decorando. Consideramos que la mejor manera de hacerlo es comenzar a calentar en el centro del vinilo de la moto y con ayuda de la espátula, ir estirando hacia fuera.

Poco a poco, sigue calentando hacia los lados hasta que hayas terminado de moldear y estirar todo el vinilo.

Cuarto: Cortado y terminación

Utiliza un cutter y corta con mucho cuidado el vinilo sobrante.

Retira todo el material excedente y con ayuda de una espátula y calor, repasa los bordes para asegurarte de que toda la pegatina está bien colocada, sin burbujas ni dobleces.

El secreto está en la práctica

Cuando se aplican vinilos en moto por primera vez, es muy probable que el trabajo no quede bien y tengas que retirar y comenzar de nuevo.

Por esta razón, asegúrate de contar con vinilo extra en caso de que necesites colocarlo y quitarlo varias veces hasta lograr el resultado deseado.

Y si lo que quieres es poner vinilos de moto para habitación, los pasos a seguir son los mismos que para decorar tu motocicleta. ¿Te animas a darle un toque único?